¿CÓMO PREPARAR TU COMIDA PARA QUE SEA SALUDABLE?

 

►Se cocina todo a fuego lento.

►¡Microondas, chau! Si no pensás dejarlo, al menos… ¡nunca calientes nada en un recipiente de plástico por el bisfenol A! ¡Menos una mamadera!

►Lo ideal es cocinar las verduras y todo lo que puedas al vapor. Sabé que si cocinás, por ejemplo, tus nutritivos brócolis en una cacerola con agua, es decir hirviendo, vas a estar pensando que comés sano, pero no… los nutrientes se quedan en el agua. Se usa una vaporera eléctrica o una cacerola que viene con un especie de colador adosado en donde se colocan las verduras y se cocinan con el vapor que sube del agua hirviendo. El agua no tiene que tocar los alimentos. Se cocinan durante poco tiempo.

►No te olvides de dejar en remojo las legumbres la noche anterior con un pedacito de alga kombu y una cucharada de vinagre de alcohol. Se cocinan más rápido, se vuelven más digeribles y además eliminan sustancias tóxicas y antinutrientes. Al momento de cocinarlas vas a tirar el agua del remojo y ponés agua limpia. Toda la espuma que hacen mientras las cocinás la vas retirando con una espumadera o cuchara. Lo mismo vale para los cereales y granos. (Hay videos en mi canal de Youtube) 

►¡Ah! Con el pedacito de alga kombu vas a cocinar todas tus legumbres y granos. Ayuda a la digestión y mineraliza el agua. ¡Incorporá las algas a tu vida! ¡Son poderosas!

►Si decidís seguir hirviendo tus verduras, no las pongas en el agua hasta que no esté en ebullición para que no estén tanto tiempo en agua y no pierdan todos sus vitaminas y minerales. Después tapás la olla.

►¡Las semillas se comen siempre recién molidas! Yo tengo un molinillo de café que uso para eso. Puede ser un mortero, lo que tengas. ¡Ojo! que no te quede una pasta. Ni muy muy ni tan tan. También podés activarlas: Poné las semillas en un recipiente con agua y una cucharada de vinagre de alcohol durante unas horas (8 horas) y las conservás en la heladera durante 4 / 5 días.  Las semillas de chía y las de lino se consumen con el líquido (mucílago). Son muy buenas si tenés problemas para ir al baño.

►Lamento contarte que los asados son muuuuy ricos pero la parrilla es muuuuy tóxica. En la parrilla todo lo que se pone negro, crocante, quemadito, que a mi marido le encanta, ¡es veneno! Lo mismo que cualquier alimento que esté quemado como el pan, la tarta, lo que sea. Si ves que está quemado no lo comas. Hace poco entendí por qué me daba acidez lo quemado. Mi cuerpo me avisa todo. Usar papel de aluminio al horno o a la parrilla también es tóxico. Bolsas de hornear tampoco. Hay que hornear por debajo de los 180°.

►¡Lo ahumado tampoco va más!

►Ahora además te cuento que nunca más manteca o margarina para freír, ni aceite que no sea de coco o de oliva de primera presión en frío. ¡Nunca guardes el aceite y lo vuelvas a usar!

►Para saltear te sugiero que uses el aceite de coco, que aunque tiene un sabor a coco al que tal vez no estamos acostumbrados, es lo mejor. Yo, cuando ya hice el salteado y apago el fuego, le agrego aceite de oliva o de sésamo para tapar el sabor del coco que no me gusta tanto. También hay que tener cuidado de que nada se te queme. Podés ir agregando agua para que esto no pase. 

El jugo de cítrico que te hagas a la mañana lo tenés que tomar antes de los tres minutos de exprimido. Las verduras de hoja verde se cortan con cuchillo de plástico, de cerámica o con la mano porque se oxidan. Más información acerca de los vegetales jugos y su forma de conservarlos en mi libro Paz, Amor y Jugo Verde.

¿Qué te pareció? ¡Contame! Y al momento de cocinar, repasá tus hábitos y fijate cómo te sentís después de comer.

Para más información, podés consultar mis libros ASÍ ME CUIDO YO y PAZ AMOR Y JUGO VERDE: bit.ly/AsiMeCuidoYo